Mitos o Realidades del Aumento Mamario con Implantes

1. No se puede dar lactancia materna.

Falso. El implante mamario es colocado siempre por detrás de la glándula mamaria por lo cual no se daña. No hay ningún problema con la lactancia materna.

2. No se pueden realizar mamografías.

Falso. Los implantes mamarios no obstaculizan la toma de mamografías y no hay problema en la realización de ésta cuando tienes implantes de gel de silicón de última generación, ya que estos están diseñados para tolerar altas presiones y no sufren ruptura ni deformación.

3. Los implantes mamarios aumentan el riesgo de cáncer mamario.

Falso. Se han hecho incontables estudios con muestras de miles de pacientes para descartar esta relación, por lo cual es correcto decir que no existe relación entre el cáncer de mama y la colocación de implantes mamarios.

4. Los implantes mamarios se cambian cada 10 a 15 años.

Falso. Si bien los implantes de silicón de generaciones antiguas tenían gel de silicón de baja cohesividad deben de estarse evaluando cada 10 años, al igual que los implantes de solución salina los cuales pueden presentar leves fugas de líquido; los actuales implantes de gel de silicón de última generación (del 2006 en adelante) están hechos para durar de por vida siempre y cuando no se presente ruptura o formación de cápsula.

5. Los implantes pueden explotar con los cambios de presión.

Falso. Los implantes mamarios de gel de silicón pueden tolerar altas intensidades de presión, ya sea presión atmosférica como por compresión, sin perder forma ni volumen y sin romperse.

6. Son mejores los implantes redondos que los implantes en gota o anatómicos.

Falso. Ambos implantes son de igual calidad y presentan excelentes resultados estéticos todo depende de los deseos de cada paciente y de que es lo que busca a la hora de aumentar el busto.

7. No se puede volver a dormir boca abajo luego de la cirugía.

Falso. Si es cierto que luego de la cirugía no se podrá dormir boca abajo debido a que los implantes se están acomodando y tomando su lugar en tu pecho. Pero luego de 1 a 3 meses dependiendo lo que recomiende tu médico no hay problema de dormir de tal forma.

8. Ya no se puede hacer ejercicio luego de aumentarte el busto.

Falso. Aunque durante el primer mes es contraindicado por la recuperación de la cirugía luego de este periodo y según lo recomiende tu médico es totalmente seguro volver a hacer ejercicio aún con implantes mamarios.

9. Puedo elegir cualquier tamaño de implante.

Verdad a medias. Aunque se le da cierta libertad a cada paciente en cuanto al tamaño y forma del implante a utilizar, hay protocolos establecidos para cada paciente dependiendo el tamaño y complexión corporal de cada paciente. La decisión final es tomada en conjunto con tu cirujano.

10. Se me va caer el busto con más facilidad.

Verdad a medias. Todo depende del tamaño y volumen que se aumente en conjunto con la calidad de piel de la paciente. Por lo cual debes platicar con tu médico y acatar sus recomendaciones a la hora de decidir el aumento a realizar. Si hay un equilibrio no pasará nada.

11. No se puede colocar los implantes antes de los 18 años.

Verdad. Aunque no existe contraindicación real se recomienda que la paciente esté ya en su total desarrollo para tomar la decisión de realizarse una cirugía mamaria.

12. Hay que estar en control al menos una vez al año con tu cirujano plástico.

Verdad. Luego de tu cirugía es necesario el control anual con tu cirujano plástico para una revisión de rutina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *